Han pasado más de tres décadas desde que la Ciudad Imperial del Cusco obtuvo el título de Ciudad Patrimonio Mundial de la Humanidad, por la UNESCO y desde antes ha deslumbrado al mundo entero, hasta llegar en la actualidad en que las actuales autoridades vienen conservando y protegiendo el Casco Monumental de la Ciudad y del patrimonio que le pertenece a tota la población cusqueña y a la humanidad en general.

En su visita la  Ministra de la Cultura Patricia  Balbuena Palacios indicó, “La protección tienen que tener cierto tipo de resguardo, entonces hay que evaluar, si la apertura para los vehículos implica una amenaza al patrimonio en general, las ciudades patrimoniales siempre tienen un tipo de protección contra el tráfico o la carga del tráfico, se tienen que revisar en el marco de las competencias que nos corresponde como Ministerio de Cultura”, refirió.

La Municipalidad Provincial del Cusco, hace un esfuerzo para la protección del Centro Histórico, existe depredación en las construcciones antiguas de la Capital del Imperio de los Inkas, hay edificaciones que rompen con la naturaleza que califican al Cusco como ciudad monumental, “Lo que al Ministerio de Cultural le interesa es el cuidado y protección del patrimonio del Cusco como Ciudad y hay un problema con la carga un mal diseño del tráfico también puede ser un tema complicado pero eso se tienen que revisar, si las nuevas autoridades quieren revisarlo nosotros nos uniremos a ese proceso, pero creo yo que el mejor proceso es el proceso que se lleva con la gente con los principales interesados, que no solo son comerciantes de la zona, entidades públicas, son también las diferentes asociaciones, la gente quiere participar en la decisión publica, entonces hay que abrir canales para que esto sea así”, finalizo la Ministra de Cultura.

Asimismo, se recordó que en muchas regiones la peatonalización ha sido un camino muy beneficioso, pero también riesgoso porque las ciudades se puedan volver islas solo para los turistas y no para la gente de la Ciudad, entonces ese es el equilibrio que se tienen que buscar, las ciudades culturales son ciudades históricas no pueden estar encerradas como capsulas para el turista, las ciudades son ciudades para la gente que vive aquí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share This
X