En reconocimiento al trabajo ininterrumpido, formando generaciones de ejemplares ciudadanas y ciudadanos cusqueños, el Dr. Carlos Mosco Perea, alcalde de la Municipalidad Provincial del Cusco, hizo entrega de la Medalla de Alcaldía a la Congregación de las Hermanas Dominicas del Rosario, próximas a celebrar el centenario de su creación en el país.

La denominada Congregación tuvo sus raíces en el año 1918 en la Amazonía peruana, junto al río Madre de Dios, cuyo fundador fue el Monseñor Ramón Zubieta, quien con audacia misionera se insertó en el corazón de la selva y desde allí descubrió las urgentes necesidades de las comunidades y la injusticia que sufrían por quienes explotaban el caucho.

Hoy la congregación se ha extendido por los cinco continentes, evangelizando en escuelas, hospitales, parroquias, poblaciones y puestos de misión en la selva y el campo; priorizando la promoción de la mujer y la educación de los jóvenes.

Finalmente, el burgomaestre indicó: “La Congregación de Dominicas del Rosario, nos están dando lecciones de lo que es gestión educativa, tienen colegios exitosos a los que todos quieren acceder, felicitamos la vocación, dedicación y esfuerzo que brindan a los jóvenes cusqueños”.

Share This
X